Todo/[bonustrack NYC]

Calles de azúcar

Digamos que hoy he puesto a prueba mi organismo. Toooodo mi ser se ha puesto en marcha y ha montado trincheras a la espera de un inmenso ejército sacaroso.
Antes de irme a Barcelona unos amigos han querido que probase ciertos lugares, para ellos sagrados, en los que la diabetes camparía a sus anchas pero donde aquello de mmmmmmmm…! cobra todo el sentido de la expresión. Pero no todo ha sido dulce. Hemos acabo el recorrido con un café italiano buenísimo. Os resumo el trayecto. (Todo en Lower East Side)
1) Doughnutplant: Donuts de todos los sabores y todos los rellenos. ¡La primera vez en mi vida que me como un donut cuadrado! Y era de crema de cacahuete. Y relleno de mermelada de strawberry. Y estaba buenísimo. Y era cuadrado. Adiós, Dunkin Donuts…
2) Sugar Sunshine: La frase de mi amigo al entrar ha sido la siguiente: “si buscabas dónde estaba la felicidad, la tienes en este escaparate”. Delante de mis narices, cupcakes de todos los sabores. La de limón es la bomba.
3) Piada: van tres amigos italianos que deciden montar una cafetería en NYC con café del bueno y unos sandwiches típicos del norte de Italia. Y van y luego abren otra. Y va el tío y me pregunta que cuanto cuestan los alquileres de locales en Barcelona porque le encantaría poner otra allí. Eso es ser emprendedor, y eso es también hacer buen café. Mi café late no tenía nada que ver con el que generalmente te sirven en NYC. Es decir, diferente al desastre a lo que los neoyorquinos acostumbran a llamar café.
Durante todo el recorrido, hemos tenido una profunda e interesante conversación sobre el contacto entre átomos y cómo afecta eso al sentido del tacto, y en consecuencia, a nuestro concepto de “realidad”. O sea, que sí, que el azúcar es una droga y sube a la cabeza mas rápido que un chupito de tequila.

Anuncios

2 pensamientos en “Calles de azúcar

  1. Jo no sóc gens dolça, però pel que expliques vénen ganes. M’apunto al cafè! next time ja sabem on anar per no veure litrones de líquid descriptible: repugnant.

Los comentarios están cerrados.