Todo/[bonustrack NYC]

Cupcakes. Obsesión.

Es una obsesión. Y cuando vuelva a Barcelona voy a tener un síndrome de abstinencia que me dejará pajarito. Si Dios existe se llama Cupcake y es de chocolate. NYC está llena de tentaciones pero ninguna como esta. Si queréis entrar en el oscuro mundo de la drogadicción azucarada os comento tres sitios para empezar fuerte.El primero y más conocido: Magnolia Bakery.  Tienen varias pastelerías en Manhattan. La gente hace cola en la de Blekeer Street porque es donde se rodaron algunas escenas de Sex and the City. Sus escaparates muestran cupcakes de todos los colores y sabores.
Otro sitio donde probar el cielo es The Amy’s Bread. Su fuerte es la gran variedad de panes que ofrece, pero os aseguro que su “Black&White Cupcake” es brutal. No tiene la variedad de sabores de la que presume Magnolia pero los que ofrece son sencillamente la perfección. La primera tienda que abrieron está en la novena avenida, donde yo acostumbro a comprar. Es pequeña y con un personal amabilísimo.
El último sitio donde caer en la drogadicción es Junior’s.  Presumen de cheesecake pero probad su cupcake de crema de cacahuete y os quedaréis catatónicos. No he ido personalmente pero una de mis compañeras de piso llevaba semanas recomendándome que fuera y finalmente se cansó de esperar y me trajo ella misma la cupcake. Era literalmente enorme. Y era literalmente crema de cacahuete. Era literalmente el cielo.
Cuando llegue a mi tierra prometo desintoxicación.

Anuncios