Noches/Todo

El Marula Café, o cómo funkear.

De niña lo bailaba todo, de adolescente, lo que la discoteca decidiese, y ahora que el esqueleto me pide personalidad propia, reconozco que una de las cosas que me levantan de la silla es la música negra (con permiso de Madonna). Por eso, descubrir el Marula Café fue como una patada a todas las sillas del mundo.
Cercano a la Plaza Real y hermano del primer Marula nacido en Madrid, este local concentra entre sus cuatro paredes lo mejor del funky, el soul, el jazz, el rock, el reggae y, en definitiva, todos aquellos ritmos con gesto negro en sus entrañas. A las sesiones diarias hay que añadir, además, una agenda regular de conciertos.
Abre todos los días del año de 10 de la noche a 6 de la mañana. Lo cierto es que, por tonta, hace muchísimo que no voy, pero tengo la imagen grabada de unos cuantos dancers bailando en la pista sin parar.  Pensé que en pocos sitios veías a gente moverse con tantas ganas.  Claro está que también las hubo que bailaban al ladito de la columna, no fuera que se me notase mi deteriorado entrenamiento funkiano. En cuanto pueda repetiré experiencia, y esta vez confiaré más en mi esqueleto. Que cuando quiere no lo hace tan mal.
PD: Ojo a sus flyers mensuales. Geniales.
Marula Café (www.marulacafe.com)
C/Escudellers, 49 · Barcelona.
Metro Liceu (Línea 3).
Precio entrada: hasta las 2h, free. A partir de las 2h, 10 €.

Anuncios

2 pensamientos en “El Marula Café, o cómo funkear.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s