Ocurre/Todo

Constelaciones a la carta

Había una vez en el barrio barcelonés de Gracia, una pequeña peluquería que con los años se convirtió en pequeña sala de espectáculos. En sus inicios el rótulo rezaba en catalán Perruqueria Querubí, y al pasarse al mundo de la farándula decidió ahorrarse el Pe inicial para convertirse en Ruqueria Querubí, una sala humilde e intimista con propuestas teatrales estupendas. Cuando un niño (o un adulto) juega a hacer payasadas para hacer reír, en catalán solemos decir que hace ruqueries. En definitiva, un nombre redondo para un espacio que invita a gozar de las fantásticas “payasadas” que artistas de la talla de Arnau Vilardebò interpretan con tanto talento e imaginación. El pasado sábado estuve allí para ver su último espectáculo, 88 infinits (88 infinitos). En él, Arnau ofrece un cielo a la carta. Dos mitades de esferas de plástico que representan los  hemisferios norte y sur contienen enganchadas en su interior decenas de monigotes que simbolizan las constelaciones. El público escoge qué historias quiere escuchar y Arnau, poco a poco, va desgranando todos sus conocimientos de mitología para descubrirnos con creatividad y humor el pasado de cada constelación.
De vez en cuando, es bueno pasar de largo los grandes teatros y meter la nariz en esas pequeñas salas con sorpresa interior. Como decimos también en catalán, al pot petit hi ha la bona confitura.
Entradas para 88 infinits disponibles en Atrapalo.com

Anuncios

2 pensamientos en “Constelaciones a la carta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s