Todo/[bonustrack NYC]

Vida y milagros de una agenda.

¿Es el estrés igual en todas las partes del planeta? Corrijo: cuando nos estresamos, ¿lo hacemos igual estando en el punto A que en el punto B?
Cuando estuve en Nueva York mi vida se basaba en estudiar y vivir en Nueva York. No tenía un trabajo de lunes a viernes, y la verdad es que estudiar inglés no me provocaba ningún estrés. Pero mi duda es: ¿no lo hacía porque la tarea en sí no era estresante o porque estaba viviendo una experiencia que llevaba tiempo preparando y sobretodo queriendo?
Para mí, Barcelona ahora mismo es sinónimo de muchísimas  cosas positivas, pero también algunas negativas, como el hecho de que con lo que llevo de mañana he consultado y modificado mi agenda  14 veces. Además  de quedarme mirándola fijamente unos segundos intentando interiorizarla. No lo veo yo muy normal.  Y a pesar de considerarme una persona feliz con su momento actual no dejo de pensar si estar en Nueva York trabajando significaría el mismo estrés. ¿Depende éste sólo del volumen de preocupaciones o quizá la rutina juega también su papel?
¿Si tuviera exactamente la misma agenda, con la misma cantidad exorbitante de trabajo y cosas pendientes, pero viviendo en Nueva York, lo viviría igual? ¿Son quizá a veces la novedad y el cambio aliados para llevarse bien con el estrés?
Pongo el ejemplo de NY porque esa fue mi novedad, mi cambio, pero todos tenemos alguno rondando en nuestras cabezas. Puede tratarse tanto de un cambio de continente como de un cambio de ruta en nuestro camino al metro. La rutina a veces es buena, implica tranquilidad y pocos sobresaltos, pero en otras, es lo mismo que un disco rallado de un grupo de heavy duro en su máximo apogeo.
Aunque… ¿será que a veces idealizamos los cambios y nos olvidamos de que esa rutina que ahora vemos como una mosca cojonera, la escogimos un día, hace tiempo, porque nos hacía felices?
Yo y mi lío mental vamos a volver a abrir la agenda porque necesito interiorizar las citas de esta tarde (que la verdad, hay alguna que me apetece bastante) así que mejor dejo de plantearme la vida y milagros. Al fin y al cabo, nunca se me ha dado muy bien. Acabo siempre llegando tarde a todas partes.

Anuncios

3 pensamientos en “Vida y milagros de una agenda.

  1. A mi me pasa, NY me da estrés… cualquier otra novedosa parte del mundo no. Cuando visito Barna, Diooos que delicia…. podría ser un homeless allá y no me molestaría pero a la vez si. En NY cuando vienen amigos, como tu, pues no hay estrés porque se vuelve novedoso para mi mostrarte la ciudad que me gusta, es una total contradicción. Pienso que el verdadero issue es el dinero. HAHAHAHA! que no es que sea malo, es que si lo tuviéramos y sin agenda de trabajo, la vida sera puro Chlax. 😛

  2. Visitar, estudiar o trabajar nunca son lo mismo. El nivel de exigencia, la tensión, los tempos, todo es diferente… No podemos comparar, y te lo dice alguien que ultimamente s epregunta como sería trabajar en Mexico, un pais que conoce de estudiar y visitar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s